El tratamiento de esta foto fue muy sencillo:

Justo debajo de la misma hay un supermercado. Desde hace años no salgo sin la cámara aunque sea a la compra donde salgo. Se pone muy pronto el sol y la vi, con la chimenea de la industria textil de la ciudad en la que vivo apuntando directa a la incipiente luna menguante. El encuadre trataba de captar eso, el disparo a la luna de la chimenea.

En casa decidí no enderezar la imagen para dotarle de cierta gravedad. Aplique un filtro suave, muy suave, le hice el viñeteado con el marco y este es el resultado. Enseñar no enseña demasiado , sólo trataba de hacer ver que el secreto muchas veces está únicamente en el encuadre, hasta otra. Y saludos brujos

Disparo a la luna


Comments
Share
Related


1 comentario:

Miguel Angel López dijo...

El truco además es llevar siempre la cámara contigo. Me gusta mucho esta toma. Saludos

About

Designed By Seo Blogger Templates