Se que la foto no es buena, pero no me resisto a colgarla, por su historia y su significado personal.
La foto se hizo hace 6 años con una cámara compacta y cuando para mi no existían las digitales. A mayores salió desenfocada. La foto fue escaneada de forma casera. (¡¡vaya cúmulo de chapuzas¡¡))
Se trata de un niño, refugiado saharaui. Ambos, junto al resto de la familia dormimos al raso. En agosto es la mejor forma de conciliar el sueño. Su imagen, la del pequeño, es lo primero que vi al despertar, y no resistí la tentación de disparar. No imagináis cuanto lamento no haber dispuesto de una digital (aunque fuera una compacta pequeñita) para comprobar los resultados a priori. Perdón por el atrevimiento.

Durmiendo en loscampos de refugiados


Comments
Share
Related


1 comentario:

Juan MDL dijo...

Qué buena toma! Eatá más allá del foco... está en el sujeto y een el encuadre (que siempre supone una elección) y en la actitud del fotógrafo
Puro contenido, por otra parte hay fotos pura forma (excelente factura9 pero que dan una sensación de vano o hueco
Saludos desde Bs As

About

Designed By Seo Blogger Templates